un miércoles salado

SCHEY12539_TIlina scheynius

mi primer y último suspiro

del día.

el primero, de placer.

y el segundo.

el segundo nunca lo recuerdo.

esta mañana el tren traqueteaba

la gente hacía ruido mucho ruido y tosía

miré fijamente una esquina del vagón.

el calor se pegaba a la piel

como tú lo hiciste.

recuerdo que se me cayó

tu mirada

en mi boca.

lo quiero todo.