generación negra

7af51adfb3ffd59450b62c962e2fe06e

 

se nos acumulan los libros de filosofía y arquitectura en la moqueta llena de pelusas de polvo de los polvos que nos echamos cada atardecer cuando el cielo de Madrid se pone rosa se pone rosa se pone rosa de vergüenza de falta de trabajo digno de salario de mierda por horas de curro ni agradecido ni pagado y los libros cogen polvo polvo polvo al lado de colchón que da golpes de madrugada el colchón que ni siquiera está en un somier porque en realidad mola más en el suelo, ¿no? tiene su punto japonés y a mi me encanta ir a comer mochis y daifukus y sashimi y makizushi los sábados por la tarde antes de irnos a bebernos un chupito de whisky japonés en cualquier bar donde pongan un poco de electrónica y nos desatemos de timideces y te baile encima de una mesa de madera y la gente me mire bien y mal yo te hago el tonto con un vaso en la mano y tus ojos me atraviesan casi más de lo que me atravesarás luego y sonríes porque luego todo será silencio y ahora todo es ruido ruido ruido ruido ruido ruido.