sol negro

17586869_1655717248067511_4791130014047272960_n

 

Bajo al metro. No son horas de nada. Todo ha ocurrido ya. Y lo que no ha ocurrido, no pasará nunca. Las vías están sucias. Una rata me mira sin cabeza desde el acero. Las bolsas de basura, sin basura, una constante. Ruido de gente de fiesta. El suelo está pegajoso y apesta a azúcar y a cloaca. Recuerdo tu mirada entre el bullicio del silencio. Veo tu cara en un silencio atronador. El recuerdo se enciende, y se apaga el sonido. Te veo bajo el sol, te brillan las pupilas, las tienes dilatadas. Me miras. El sol resbala por tu piel, y en ese momento yo te tocaba el brazo para decirte cualquier tontería. El recuerdo hace un glitch en mi mente. Y vuelvo a estar en el metro, noche, interior, a punto de cerrar. Un chica grita empuñando una litrona con la pegatina despegada. Se diluye la realidad con un fundido a negro de mi visión del metro, y vuelvo a vivir en el recuerdo. Te estaba tocando el brazo. Quiero vivir en tus venas. Me encanta la sangre que te late. Me sigues mirando. No hay sonido. No hay banda. Me fijo en tus labios. Quiero comérmelos. Glitch del recuerdo. Interior, noche, metro, ruido del vagón. Traqueteo y gritos de etanol. Me pierdo en las estaciones. Para qué llegar a casa.

diarios.

bafd66f64cad5b8ef6b989f31ccf9cd5

 

Caminaba por una plaza llena, siempre llena. Mañana y tarde. Presencia policial. El asfalto quemaba. Olía a pis de muchas noches. Una puta triste se maquillaba sentada en el suelo.

Crucé un puente de una autopista. Sonaba abandon window de jon hopkins. El sonido se mezcló con el ruido de la velocidad de los coches, y del asfalto. Quemaba. La soledad ardió en la mochila y en los cascos. Seguí caminando. Y por un instante, me sentí libre. Tristemente libre.

Farāh y lo árido

428cbef454f16915f9b22f84e2123f44irana douer

El amanecer, hoy, hace un ruido ensordecedor. Cruje el sol,

sin ti.

Me duele ahí donde nunca viajamos.

Una palmera se rompe .

El mar nunca llega a la orilla.

 un avión de guerra cruza el cielo que se deshace en colores.

tus susurros como un recuerdo que casi se toca. pude palpar tus palabras agarrándote de tu boca.

Te odio tantísimo que quiero más.

diarios.

7c561c85b6ba156b5a789b7c1a3f29b1fred herzog

te digo algo perverso al oído, tú te ríes y miras hacia adelante.

el aire está húmedo, pero a ratos hace sol. es muy temprano. acaba de amanecer. todavía huelo a tus suspiros ahogados en vino.

caminamos sin rumbo. siento toda la libertad en esta canción. y en este asfalto, que hoy nos envuelve.

te contemplo en el reflejo de una barbería. enciendes un cigarrillo con esas maneras y una perla de luz entra en mi visión.

me rasco la rodilla mientras te sonrío. me preguntas a cuántos kilómetros está la estrella más cercana. te respondo que la tengo delante. me río. me quedaría a vivir en esta canción.

el cigarrillo te grita.

5600736b1b76024571246dcd7774e4bbhaley rae

te empeñas en hacer belleza cada vez que hablas cada vez que haces cada vez que miras cada vez que te deshaces cada vez que te ilumina el sol este sol este sol este sol que te acaricia tu espalda a finales de marzo cuando todavía nieva todo lo que no lloraste en invierno

y tú. pleno. recién amanecido. me acaricias por detrás. y yo me encajo en ti porque los sueños que he tenido hoy me han agitado por dentro.

me encanta el pantone

de

tu

baño.

espìritu nada olímpico

vilano_beach_neon_signs_mid_century_modern_mod23

siento el frío de tu batido en mi brazo

y tu latido en mi bazo.

anochece una vez más a este lado del Paraíso.

el cemento del suelo está empañado del agua de la piscina que todavía no hemos tocado.

se pone el sol y yo me pongo un bañador rojo con una camisa azul para estar tirada en la alfombra que tiene demasiado polvo  polvo polvo polvo polvo

no hay nadie sentado en las sillas de colores. se quedaron frías de tanto esperar.

en la mesa hay un sandwich de ayer y una planta que no sé si está seca.

suena una canción con mucho reverb demasiado reverb

me tiembla la sien.

toco con el pie un flotador rosa que tenemos hinchado en el salón.

hace scritch-scritch-screech me gusta oírlo y sentir que se me pega el plástico

huele a after sun. todos los atardeceres de verano huelen a after sun. ese olor.

empecé a cantar eso de gitana si me quisieras

y me quedé dormida esperándote.

mientras sonaba la jungla ahí fuera.

y la piscina se quedaba quieta  quieta quieta quieta muy quieta extremadamente quieta